Tras obtener el visto bueno del Congreso de los Diputados, el pasado 29 de junio la Ley de Reforma Urgente del Trabajo Autónomo ha sido trasladada al Senado para su ratificación. Si este organismo introdujera enmiendas, la normativa tendría que volver a pasar por el Congreso, mientras que si al final no hubiera novedades sería aprobada antes de agosto, en cuyo caso la aplicación de muchas medidas podría ser efectiva casi de inmediato. Sin embargo, los temas más complejos tendrán que esperar hasta el 1 de enero de 2018 y estarán vinculadas a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.
En cualquier caso, y a esperas de su aprobación definitiva, estas son las principales reformas que se introducirán:

  • Se amplía la tarifa plana de 50 euros en la cotización a la Seguridad Social desde los seis meses actuales a un año. Además, los autónomos que dejen su actividad durante dos años y vuelvan a trabajar podrán acogerse a la tarifa plana, ya que hasta ahora tenían que esperar cinco años.
  • Las mujeres tendrán una tarifa plana de 50 euros cuando se reincorporen a su actividad tras la maternidad.
  • Se bonificará al 100% durante 12 meses la cuota de los autónomos que tengan que cuidar de menores o dependientes.
  • Se permitirá que los autónomos puedan deducirse el 20% de los gastos en suministros de agua, gas, electricidad y telefonía cuando trabajen desde su domicilio.
  • Los autónomos podrán deducirse hasta 26,67 euros diarios por gastos en dietas y manutención (48,08 euros si es en el extranjero), siempre que el pago esté hecho por medios telemáticos para que pueda quedar acreditado. Las condiciones son similares a las que existen en IRPF para rendimientos del trabajo asalariado.
  • Los autónomos podrán cambiar de base de cotización hasta en cuatro ocasiones a lo largo del año, de modo que quede mejor adecuada a sus ingresos.
  • Se permite que los autónomos se den de alta y de baja en la Seguridad Social hasta tres veces al año, para así pagar solo en las épocas en las que tengan actividad real.
  • Se podrá compatibilizar el cobro del 100% de la pensión con la prolongación de la vida laboral para el empleo por cuenta propia.
  • La cuota de los autónomos societarios se desvincula de las subidas del salario mínimo interprofesional (SMI) y quedará determinada año a año en los Presupuestos Generales del Estado tras dialogarlo con las organizaciones de autónomos.
  • Se reducen los recargos que penalizaban a los autónomos por el retraso en el pago de la cuota: durante el primer mes de desfase en el pago, la penalización pasa del 20% al 10%.
  • La Seguridad Social devolverá de oficio el exceso de cotización de las personas en situación de pluriactividad sin que sea necesario realizar la solicitud de la devolución.

Se mejoran las condiciones del emprendimiento para los trabajadores con discapacidad y para sus descendientes.

 

Para cualquier aclaración no duden en ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 91 319.23.09, enviando un email a info@bermejoydiaz.es