IRPF 2016: Temas a considerar
Según informaciones del sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), una de cada tres declaraciones no son correctas debido a temas tan simples como errores, omisiones e imprecisiones que pueden impedir beneficiarse de reducciones y deducciones fiscales.

La mayoría de estos errores suelen tener relación con las deducciones por alquiler o la compra de una vivienda, así como modificaciones en el estado civil o percepción de subvenciones públicas.

Además tendemos siempre a considerar como buena y única la información suministrada por la AEAT, cuando en muchos casos esta no dispone de toda la información necesaria para incluir algunas deducciones en la declaración.

Por otra parte, los asesores fiscales muchas veces no conocemos todas las informaciones que afectan a estos posibles errores y omisiones a no ser que nos sean facilitadas por los propios interesados.

Por ello, y ahora que nos encontramos en plena campaña de renta, es bueno repasar los errores y omisiones más frecuentes que se pueden presentar:

ESTADO CIVIL, NACIMIENTOS Y OTROS DATOS FAMILIARES:
Es fundamental que los cambios en el estado civil aparezcan reflejados en la declaración, así como las defunciones y, sobre todo, los nacimientos, ya que estos conllevan la posibilidad de perder deducciones familiares. Por supuesto, también deben tenerse en cuenta las situaciones de minusvalía, tanto personales como familiares.

Recordemos que, en caso de nacimiento, el importe a devolver puede aumentar entre 1.200 y 2.400 euros adicionales en caso de familia numerosa general o especial o declaración de discapacidad.

Un error bastante frecuente en las deducciones familiares es incluir en el borrador a un hijo que ha realizado pequeños trabajos que le han reportado rentas superiores a 1.800 euros y a su vez éste presenta declaración por dichos ingresos por ver que el resultado sale a devolver, sin tener en cuenta que este hecho impediría poder deducirlo en la declaración de los padres. Normalmente el resultado de la declaración individual del hijo es menos interesante que el ahorro que supone para los padres incluirle como deducción familiar.

Tampoco debemos olvidar repasar las deducciones familiares de las comunidades autónomas que normalmente tienen que ver con gastos de enseñanza o estudios, y algunos donativos, y por supuesto analizar la conveniencia de presentar declaraciones individuales o conjuntas.

En caso de separación o divorcio deben reflejarse las pensiones compensatorias entre cónyuges y las anualidades por alimentos de los hijos siempre que no haya derecho a percibir mínimos por descendientes, ya que ambas aumentan el importe a devolver.

DEDUCCIÓN POR ALQUILER Y ADQUISICIÓN DE VIVIENDA:
Renta 2016: Deducción por alquiler de vivienda
Para aplicar la deducción por alquiler de vivienda, lo primero que hay que tener en cuenta es la fecha de inicio del contrato de arrendamiento, ya que el fin de la deducción estatal por el alquiler de la vivienda habitual sólo afecta a los que firmaron sus contratos a partir del 1 de enero de 2015. Si el contrato es anterior a esa fecha, este año 2016 siguen siendo deducibles en un 10,05% las cantidades satisfechas siempre que la base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales.

También hay que comprobar, la posible aplicación de la deducción autonómica por el alquiler, que en ocasiones puede ser más interesante que la estatal.

Renta 2016: Deducción por adquisición de vivienda habitual
En el caso de la deducción por compra de vivienda habitual sólo ha desaparecido para los contribuyentes que la adquirieron a partir del 1 de enero de 2013. En estos casos, hay que comprobar que esta deducción consta en la declaración, ya que en ocasiones, por errores de la entidad financiera no figuran datos del préstamo hipotecario. También conviene revisar el importe, y comprobar si existen primas por seguros de vida o incendios vinculados a las hipotecas que habría que sumar al cálculo.

RENDIMIENTOS DEL TRABAJO:
Principalmente hay que hacer dos tipos de comprobaciones:

  • Ingresos que no consten en el borrador, como es el caso de los pensionistas retornados que cobran de la Seguridad Social extranjera, la cual envía los datos a la Administración española con bastante retraso, o el de las empleadas del hogar.
  • Algunos gastos adicionales deben ser incluidos directamente por el contribuyente, tales como cuotas sindicales, los gastos en defensa jurídica, así como la indicación de que, estando desempleado, se ha aceptado un trabajo que haya obligado a cambiar el municipio de residencia.

VIVIENDAS Y OTROS INMUEBLES NO ARRENDADOS:
Este tipo de inmuebles generan lo que se denomina imputación de rentas inmobiliarias, un hipotético ingreso que se estima en un porcentaje del valor catastral del inmueble. En estos casos hay que comprobar que estas imputaciones son correctas, pues a veces la AEAT incluye viviendas que ya no son de nuestra propiedad por lo que nos estarían imputando ingresos no existentes.

CUOTAS A SINDICATOS Y PARTIDOS POLÍTICOS Y DONACIONES:
Otras deducciones importantes que muchas veces no se incluyen en el borrador son las cuotas satisfechas por afiliación a algún partido político o sindicato o las correspondientes a donativos, aunque estas últimas normalmente si vienen ya reflejadas en los borradores de la AEAT.

PLANES DE PENSIONES
Aunque la gestora del Plan de Pensiones debe suministrar los datos de aportaciones realizadas a la AEAT para que los incluya en el borrador, es importante comprobar que son correctos.

En el caso de rescates, deben tenerse en cuenta las reducciones que transitoriamente se han aprobado si se rescata en forma de capital, bien por jubilación, invalidez, dependencia, desempleo de larga duración, enfermedad grave y, con carácter temporal desde el 15 de mayo de 2013 hasta 14 de mayo de 2017, por un procedimiento de ejecución sobre la vivienda habitual (desahucio).

Para cualquier aclaración no duden en ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 91 319 23 09, enviando un email a info@bermejoydiaz.es a través de nuestro formulario web.